Carta del padre de un preso político

Estimados amigas y amigos de la red, refugio obligado de los ciudadanos comunes que estamos siendo pisoteados por el poder político utilizando al poder judicial para legalizar sus actos de venganza.

Son acciones de directa violación de la Constitucional Nacional. Se pisotea el derecho, se juega con la justicia. Se rompen normas ancestrales del derecho, sólo con el fin de venganza. Es lo que hacen con los cientos de presos políticos que lo están sólo por cumplir con su deber de defender a la patria cuando ésta fue atacada.

Ellos, jóvenes integrantes de las distintas FF, sólo hicieron lo que se les ordenó a través de su cadena de mandos, “aniquilar a los terroristas subversivos que mataban a mansalva”, atacando la base de un gobierno constitucional, con el fin declarado de tomar el poder a punta de fusil. Están los Decretos firmados en junta especial de ministros. Que avalan mis dichos.

En mi caso, padre de un Preso Político, el Capitán Cavallo, no cito otros -no estoy autorizado para hacerlo-, pero hay muchos en su misma condición. Valga el presente para todos ellos.

Hoy mi hijo y otros compañeros están siendo juzgados por un Tribunal ilegal, no conformado de acuerdo a la ley. Conformado por jueces que no tienen la aprobación de tales y sólo dependen del Consejo de la Magistratura, que los puede remover cuando se le ocurra, por lo tanto están condicionados a sus caprichos; es la forma en que el poder político hoy domina a la justicia.

Esos Presos Políticos son juzgados hoy porque La Corte, máximo custodio de Constitución la violó. Violó la cosa juzgada!!!!, con lo cual abrió “una caja de Pandora” que nadie aún sabe cómo terminará. Seguramente la misma Corte será la encargada de encontrar la forma de retomar la senda del derecho ahí donde la dejamos. Lo tiene dicho la Honorable Academia del Derecho en un informe que todos los argentinos deberíamos conocer.

Que quede claro que estas reflexiones del Capitán Ricardo Miguel Cavallo, que van como adjunto, tienen el solo fin, que el gran público sepa qué pasa en la intimidad de los juicios de la justicia K. Cómo se viola la Constitución y el derecho. Se ve claramente que, como lo dijo el Secretario de DDHH, en este Gobierno la justicia está para legalizar las directivas del poder político.

Son reos a los que se los trata como si fueran ya culpables, cuando la Constitución, en los derechos individuales, deja perfectamente claro que todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contario. Aquí prácticamente se ha cambiado la carga de la prueba: hay que demostrar que se es inocente. Aberraciones jurídicas de la justicia K.

No tienen acusaciones concretas, se les niega o dificulta al máximo la posibilidad de su defensa, ya que es casi imposible leer las causas por los que se los acusa.

Pero están presos porque han creado la jurisprudencia a medida para acusarlos. Aplicar la jurisprudencia no es hacer justicia. Se dan el tupé de condenarlos aun si demostrar que son culpables.

En estos juicios se compromete la vida de estos hombres (La reciente muerte el Coronel Zimmerman así lo demuestra). Espero que quien corresponde tome debida cuenta de ello, y se dispongan medidas concretas para evitar la repetición de casos de ese tipo. Caso de quedar impune.

Los presos Políticos de hoy fueron combatientes en el ayer, cuando la Patria fue invadida. Están presos haber vencido en su misión de aniquilar al terrorismo subversivo, que se había adueñado de la paz de la República, con actos de vandalismo, muertes y destrozos materiales. La Patria había sido atacada y las armas legales fueron llamadas a defenderla. Directivas que, aunque quieran ocultarlas en el manto del olvido, está la documentación que las avala.

Tengamos en claro todos que ellos, desde adentro, poco pueden hacer para defenderse; somos nosotros los que estamos aún afuera, quienes debemos dedicar nuestra máxima capacidad, voluntad y participación para lograr su libertad.

Estimados compatriotas, les pido la máxima difusión, con el fin que el pueblo sepa en qué manos está una parte importante de la justicia, en esta bendita República.

Los saluda atte.

Oscar A. Cavallo

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: