Casi mil militares presos sin condena: al enemigo ni justicia

Domingo 16 de octubre de 2011 – La Nación

 

Por Mariano Grondona

El lunes pasado, el filósofo Santiago Kovadloff publicó en LA NACION un artículo titulado “La media verdad que nos falta” , en el cual analiza en términos elogiosos el reciente libro de Pepe Eliaschev Los hombres del juicio, que su autor ha dedicado a entrevistar a los magistrados que juzgaron y sentenciaron a prisión perpetua, por unanimidad, a los ex comandantes del Proceso. Con 531 páginas, el libro de Eliaschev dista de ser una mera colección de entrevistas. Es, más allá, un estudio completo y profundo de las circunstancias y las personalidades que se reunieron para impulsar el llamado “juicio del siglo”, la primera vez en nuestra historia que, por iniciativa del presidente Raúl Alfonsín, un tribunal civil se animó a juzgar al gobierno militar que lo precedió, lo cual no había ocurrido en 1931, 1946, 1958, 1963 ni en 1973, las cinco ocasiones previas a 1983 en que un régimen militar devolvió el gobierno a un sucesor constitucional.

En su artículo, Kovadloff alaba no sólo la concienzuda obra de Eliaschev, sino también los conmovedores testimonios de los magistrados que se “confesaron” ante éste, dejando al desnudo el drama y los dilemas que les tocaron vivir hasta que una madrugada, a las seis de la mañana, completaron insomnes su tarea con una mezcla de alivio y de dolor después de haber pasado días y noches en medio de ásperas discusiones y cruciales interrogantes.

Es que hay dos diferencias esenciales entre el traspaso de lo militar a lo civil de los cinco golpes anteriores y el traspaso de 1983, cuando se volvió a fundar la democracia en la que hoy vivimos. La primera es que, de 1931 a 1973, el gobierno civil se restauró a medias porque las Fuerzas Armadas le trasladaron el gobierno a un presidente electo, pero se quedaron con el poder, condicionando así a sus sucesores. Esto no ocurrió en el caso de Alfonsín, quien fue el primer presidente civil que asumió tanto el “gobierno” como el “poder” debido a que las Fuerzas Armadas habían quedado desmembradas por la Guerra de las Malvinas, un conflicto que Juan Bautista Yofre acaba de narrar en su libro 1982 , un documento tan imborrable como el del propio Eliaschev. La segunda diferencia entre ambos traspasos es que los “pecados” de los gobiernos militares entre 1930 y 1973, que sin duda existieron, no fueron ni remotamente comparables a la feroz represión del régimen militar de 1976-1983, que generó miles de atentados sin parangón contra los derechos humanos.

LA “MEDIA VERDAD”

En su análisis del libro de Eliaschev, Kovadloff se ocupa de “la media verdad que nos falta”. ¿Cuál es ella? En palabras de Kovadloff, “reconocer las acciones criminales de quienes, antes del golpe de 1976 y en nombre de la patria socialista , embistieron contra el orden constitucional, ya que está probado que el terrorismo fue el primero en recurrir a la violencia armada y que siguen pendientes de condena los responsables de tantos secuestros y asesinatos cometidos en nombre de esapatria socialista y en desmedro de la democracia y la Constitución”. Continúa Kovadloff: “Los terroristas jamás fueron juzgados ni tampoco sus víctimas fueron reconocidas como tales, y ello deja la sensación amarga de que la media verdad ganada sobre aquel oscuro país que fue el nuestro debe y puede llegar a convertirse en una verdad entera”.

Según las fuentes a las que hemos consultado, esta otra “media verdad” tendría que incluir el hecho de que aún hoy hay alrededor de mil militares presos sin condena. Algunos de ellos pueden haber cometido crímenes de lesa humanidad, pero todos ellos siguen en prisiones comunes con procesos inexplicablemente aletargados que se prolongan indefinidamente, sin que el Estado de Derecho, que es por definición el nuestro, haya avanzado resueltamente después de que el presidente Kirchner, a partir de 2003, ordenó encarcelarlos.

Se nos dirá: pero ¿no son sospechosos los encarcelados de haber cometido crímenes de lesa humanidad? A esta pregunta que aún no tiene repuesta indudable en los tribunales habría que agregarle esta otra: ¿cómo probar los crímenes que supuestamente cometieron sin el debido proceso , que es el único camino que admite nuestra Constitución? ¿O la sola sospecha acerca de sus conductas permite encarcelarlos, como hoy, prácticamente sin término? Hay un principio que hoy parece lejano: la presunción de inocencia de los acusados hasta que medie una condena firme contra ellos. De 1976 a 1983, miembros de las Fuerzas Armadas violaron horrorosamente los derechos humanos. Pero ¿basta esta afirmación incontrastable para encarcelar indefinidamente a los sospechosos de haber cometido esos abominables abusos, a veces por el solo hecho de que eran militares? Al mantenerlos en la cárcel, así, ad infinítum, sin plazos a la vista, lo que ha desencadenado el kirchnerismo desde 2003 hasta la fecha, ¿son entonces actos de justicia o actos de venganza? ¿Son actos de justicia, cuando una alta proporción de los detenidos tienen más de setenta años y merecerían por ello la prisión domiciliaria que se les desconoce? ¿Son actos de justicia cuando cerca de 140 de ellos han muerto en la cárcel sin condena, por enfermedad o por vejez?

¿VENGANZA O CONCORDIA?

Cuando Alfonsín arribó al poder, al promover el juicio contra los ex comandantes lo limitó a los supremos responsables de la represión, siguiendo así el criterio restrictivo del tribunal que condenó a los máximos responsables de la barbarie nazi. Dos criterios campearon en Nuremberg: uno, que Hitler y sus secuaces habían cometido crímenes de lesa humanidad , esto es, crímenes tan graves que habían lesionado a la humanidad como tal; el otro, que era imposible juzgar a los miles de alemanes que, en su momento, habían apoyado a uno de los grandes carniceros de la historia. Al limitar el juicio a los ex comandantes del Proceso, ¿no siguió acaso Alfonsín este mismo criterio? Las leyes de punto final y de obediencia debida, ¿no apuntaron en esta dirección? Los indultos de Menem y de Duhalde beneficiaron a militares y terroristas por igual.

Lo que hubo entre 1983 y 2003, entonces, fue una amnistía gradual . Pudo pensarse que de este modo se daba término al odio entre argentinos. Pero al asumir el poder en 2003 el presidente Kirchner nos retrotrajo de golpe a la raíz de los terribles años setenta. Lo que estamos viendo ahora, ¿es por ello el retroceso de la pacificación de 1983-2003, y su reemplazo en nombre de la venganza por lo que ocurrió hace treinta años?

La venganza encierra un mecanismo incesante. Cuando un grupo agravia al otro, siente su ofensa como algo menor si se la compara con lo que siente el grupo agraviado. Cuando éste ejecuta su propia venganza, infiere a su vez una ofensa que el grupo ofendido siente como algo mayor. La secuencia de las venganzas recíprocas se vuelve, así, inexorable, transmitiéndose a hijos y nietos. Este oscuro mecanismo puede tornarse interminable; basta recordar, en tal sentido, que los serbios y los croatas, antes de la paz actual, se han odiado a lo largo de mil años.

¿Queremos este fatídico derrotero para nosotros? Aunque silenciadas, ya hay organizaciones de hijos y nietos de militares que maduran, quizá, su propia revancha. La única manera de ponerle coto a esta fatídica secuencia es la reconciliación. Cuando Mandela tomó el poder en Sudáfrica, lo primero que hizo fue promover el perdón recíproco de los blancos y los hombres de color. Hoy, Sudáfrica es un ejemplo de democracia. ¿Nos queda demasiado lejos este horizonte? Este es, al menos, el temor de Kovadloff.

Anuncios

2 Responses to Casi mil militares presos sin condena: al enemigo ni justicia

  1. Marcelo dice:

    FARSA DE JUICIO EN SAN JUAN: Queridos miembros, ciudadanos argentinos, me presento, soy el Dr. Marcelo Fernandez Valdez, abogado defensor de los Sres. Horacio J. Nieto (Ex delegado de Policia Federal en San Juan), Alejandro Victor Lazo y Daniel R. Gomez (sargento y teniente del Rim 22) todos ellos detenidos en el marco del Pseudo Juicio por averiguacion de delitos de Lesa Humanidad, actualmente en debate en sede del TOF San Juan.
    Me comunico por medio de las presente a fin de hacerles conocer que San Juan no es la excepcion respecto a las atrocidades y barbaridades juridicas, cometidas en estas farsas juridicas que son los Juicios por la Verdad (a medias). Paso a citarles la ultima y poco comentada barbaridad: El dia de ayer, o sea 26 de Junio, la audiencia de debate debia comenzar a las 9 hs, asi en ese horario es que tanto imputados, fiscalia, querellas y miembros del Triubunal nos presentabamos a lo que seria una audiencia mas, donde se escucharia el testimonio de algun que otro testigo (de concepto o victima), sin saber de quien se trataba!!!!!!!! Si, asi como se lee, la defensa no habia sido informada de quien seria el testigo que depondria en el transcurso de la mañana. Ello es asi dado que el dia anterior, personalmente este defensor solicito a los miembros del Tribunal y a algunos funcionarios judiciales encargados de las citaciones, que me presentaran la nomina de testigos que depondrian en el dia de ayer. Ante esto y el nuevo pedido en el mismo sentido por parte del defensor oficial, fuimos informados que no contaban con esa nomina, porque no se conocia quien iba a declarar, y que en todo caso durante el transcurso del dia 25 del corriente nos lo harian saber de alguna manera.
    Asi fue que aproximadamente a las 9:40 hs, ya ubicados cada uno en su lugar, se hace pasar al testigo, encontrandonos con la “Gran Sorpresa” de que se trataba del Sr. Gobernador de la Provincia, el Ing. Jose Luis Gioja (quien fuera detenido en el año 76, en virtud de la Ley 20840, a disposicion del Juez Federal de aquel entonces)
    Dado lo anterior, es que antes de que el testigo dijera su nombre, personalmente solicite la palabra, que me fue denegada para darle la bienvenida al testigo por parte del Tribunal, y luego de su juramento recien pude abrir el debate con una oposicion: “Sres miembros del Tribunal, voy a solicitar la suspension de la audiencia y su postergacion para nueva audiencia, fundando mi pedido en que no habiamos sido previamente informados respecto de la comparescencia de tan importante testigo, y dado el principio de igualdad de armas es que solicito……….” Los puntos suspensivos normalmente en cualquier texto indicarian que la frase u oracion sigue, pero no en este caso, dado que fueron las ultimas palabras que pude pronunciar, al ser interrumpido abruptamente por un miembro del Tribunal, quien sosteniendo que ese tipo de planteos no se hacen en presencia del testigo sino antes o despues…
    Ante esto intente dar razon del porque no se habia podido realizar antes de la presencia de dicho testigo, y me fue interrumpida mi alocucion por el mismo miembro, (practicamente me sacaron el microfono) sin poder explicar, que si hubiesemos sido informados en tiempo y forma, la oposicion y posterior pedido de postergacion de audiencia hubiese sido anterior.
    Pero lo peor de toda esta situacion es la Arbitrariedad con que se manejo el Tribunal, fundamentando el rechazo a mi solicitud en que por cuestiones de agenda del Sr. Gobernador no podian pasar la audiencia para otro momento, agregando que la prueba fue introducida en tiempo oportuno y notificada (entiendase antes del inicio de las audiencias de debate, alla por noviembre de 2011) y que como abogados que somos, sabemos que tenemos que leer todas las declaraciones, y aca es donde surge la parodia del ridiculo, dado que el presente juicio cuenta con 300 testigos, los que en promedio han declarado en distintos tribunales al menos en tres oportunidades cada uno, lo que hace un total de 900 declaraciones, que son las que el TOF pretende que tengamos en nuestra cabeza.
    Entonces, una vez mas fuimos victimas de la arbitrariedad y barbarie, sobre todo mis asistidos y los de la defensa oficial, quienes vieron privado el debido y correcto ejercicio de su derecho de defensa en juicio por una cuestion de agenda gubernamental.
    Cabe aclarar, para sumar el concepto de lo arbitrario, que alla por noviembre del año 2011, al inicio del presente Juicio, fuimos anoticiados por secretaria del Tribunal Oral, que el Sr. Gobernador de la Provincia habia decidido no declarar, para lo cual se amparaba en la legislacion por su calidad de funcionario, de tal modo que se informo a las partes que seriamos debidamente notificados en tiempo y forma a fin de que pudiesemos presentar el correspondiente pliego de preguntas a las que se someteria el Sr. Gobernador.
    Por otra parte, tambien es de destacar, que otra de las escusas dadas por el TOF fue que para evitar la gran afluencia de medios de informacion en la sala de debate, no habian informado a nadie (Totalmente incierto, ya que tanto Fiscalia como querella sabian de la citacion, el mismo dia en que nos fue negada dicha informacion a los miembros de la defensa) y para peor, el recinto estaba atestado de los Medios, quienes estaban alertados de tan digna presencia en la sala de debate desde el dia anterior.
    Ya para culminar tamaña arbitrariedad, es que el presidente del Tribunal, dirigiendose a la defensa sostuvo que: “No se informo de la comparescencia del testigo porque no tienen la obligacion de informarnos, dado que la defensa de los imputados, esta debidamente asegurada con la sola posibilidad de repreguntar que tenemos los defensores en toda audiencia de debate”
    Por ello es que a mas de informar esta atrocidad juridica, los pongo en conocimiento a fin de que instruyan respecto de alguna bibliografia concerniente a los fundamentos de las resoluciones de Tribunales en Juicios por Lesa Humanidad, porque aparentemente la mia esta desactualizada, o es perteneciente a otro ordenamiento juridico distinto, donde prevalece ante todo el pleno ejercicio constitucional de defensa en juicio, aun por encima de toda ” Cuestion de Agenda de gobierno”. Los saludo. Marcelo Fernandez Valdez. abogado.

  2. Barbeta dice:

    Era hora que Mariano Grondona hiciera alguna declaración al respecto, pero no alcanza… me gustaría que los invitara a ustedes a su programa Hora Clave. El otro día fue por Radio 10, ayer La Nación y ahora que contribuya desde su programa televisivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: